Pinturas hiperrealistas de Jason de Graaf

Si tuviéramos que mencionar uno de los representantes más importantes del hiperrealismo en la actualidad, sin duda una de las primeras opciones de muchos sería Jason de Graaf. Pero ¿Quién es él y por qué es tan relevante para este movimiento?

Jason de Graaf (1971) es un artista y diseñador originario de la zona metropolitana de Montreal, en la provincia de Quebec, Canadá.

Graaf comenta que en un inició entró a la universidad con la idea de estudiar ilustración y diseño, pero luego de un par de semestres se dio cuenta que lo que de verdad le interesaba era la pintura. Fue en esa búsqueda por desarrollar su vocación donde encontró el hiperrealismo; un género que se volvió parte de su sello personal.

Para pintar utiliza distintos materiales que van desde pinturas acrílicas, al óleo y lienzos de todo tipo.

Mientras, el tema principal de su obra se puede considerar como “naturaleza muerta”, sin embargo –según explica– trata de pintar objetos que muchos consideran como ‘técnicamente complicados’, como lo es la cristalería, el agua o cualquier artefacto que cuente con patrones complejos.

“Mis pinturas son acerca de una especie de realidad alternativa; la ilusión de la verosimilitud que puedes encontrar en la superficie del lienzo, pero, que se filtra a través de mi visión […] No busco reproducir una fotografía, sino mostrar exactamente lo mismo que ven mis ojos” –Comenta.

Hoy en día las pinturas de Jason de Graaf se exhiben en gran cantidad de exposiciones en todo el mundo. Por todo su impacto que le ha dado al hiperrealismo, inclusos algunos críticos aseguran que “él es el nuevo aire que esperaba el fotorrealismo desde los años 70’s”.

Actualmente vive y trabaja en un pequeño pueblo a las afueras de Ottawa.

¿Qué te pareció?

Para conocer más del trabajo de Jason de Graaf, visita su sitio web.

¿Te gustó? No olvides compartir este artículo con tus amigos en las redes sociales.

Comentarios

Compartir